Fumar durante el embarazo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Por. Dra. maría Esther Zurita
Universo Médico

Durante el embarazo, se está creando una nueva vida, pero en definitiva, es decisión de la madre seguir fumando o no. Tu embarazo puede ser una fuerte motivación para dejar de fumar, porque harás la decisión también por tu bebé quien depende completamente de ti.

¿El tabaquismo puede dificultar el quedar embarazada?
Si, y esto va tanto para las mujeres como para los hombres.

Los fumadores tienen niveles de fertilidad más bajos con respecto a los no fumadores , mientras que los hijos de madres fumadoras también tienen menos posibilidades de convertirse en padres . Por si esto no fuera suficiente, también fumar  reduce las posibilidades de éxito de la fecundación In vitro.

Se piensa que la nicotina reduce la fertilidad en la mujer pues afecta la producción de hormonas necesarias para conseguir el embarazo. Fumar, también puede impedir la transportación del óvulo a través de la trompa uterina hacia el útero.

Los hombres fumadores también tienden a tener un conteo espermático 15% más bajo que el de hombres o fumadores, en los hombres con hábito tabáquico también se observa:

  • Reducción en la cantidad de semen
  • Disminución en la motilidad del espermatozoide
  • Afecta la forma del espermatozoide

Fumar también puede afectar los vasos sanguíneos que llevan la sangre hacia el pene, causando con esto problemas de erección.

Si estás intentando tener un bebé, todo lo escrito en los párrafos anteriores puede dificultar que logres tu objetivo.

Dejar de fumar aumentará tu capacidad para concebir y mejores oportunidades de éxito si estás intentando la fecundación In Vitro.

¿Por qué es dañino fumar durante el embarazo?

El bebé, cuando está en el útero, obtiene todo de su madre. Nutrientes y oxígeno llegan por la placenta y el cordón umbilical. Fumar no solo expone al bebé a las toxinas del tabaco, también daña la función placentaria.

Cuando una persona fuma, parte del oxígeno que debería llegar a la sangre se ve reemplazado por monóxido de carbono. Cuando una mujer embarazada fuma, su sangre y por lo tanto la sangre del bebé, contiene menos oxígeno de lo normal. Esto ocasiona que los latidos cardiacos fetales aumenten como respuesta a la dificultad que presenta el bebé para obtener suficiente oxígeno.

Las partículas del humo del tabaco contienen más de 3000 sustancias químicas tóxicas.

¿Qué puede sucederles a los bebés de las mujeres fumadoras?

  • Tienen más posibilidades de nacer prematuramente y con bajo peso (por debajo de los 2.5kg)
  • Tener un peso al nacimiento de 200g menos en promedio que los bebés de madres no fumadoras.

Esto incrementará proporcionalmente, mientras más fume la madre, menos pesará el bebe.

  • Pueden tener órganos de menor tamaño en proporción con los bebés de madres no fumadoras.
    Pueden presentar una función pulmonar pobre
  • Son dos veces más propensos a presentar el síndrome de muerte súbita del infante. Parece haber una relación directa entre este síndrome y los padres que fuman.
  • Pueden enfermarse más frecuentemente que otros niños.
  • Los bebés de las mujeres que fuman hasta 15 cigarrillos diarios o más durante el embarazo, son llevados al hospital hasta dos veces más frecuentemete de lo normal durante los primeros ocho meses de vida.
  • Suelen ser más propensos a presentar infecciones en oído medio, bronquitis y asmaen edades tempranas.
  • Tienen más probabilidades de convertirse en fumadores en años posteriores.
  • Trastornos de déficit de atención e hiperactividad, problemas de conducta y aprendizaje cuando los niños han alcanzado la edad escolar.

Además, fumar aumenta el riesto de aborto en los primeros meses y abrupción placentaria causando que el bebé nazca prematuramente, presente una carencia de oxígeno con efectos sobre su cerebro y sistema nervioso o incluso morir dentro del útero.

Estoy embarazada y aún fumo…
Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar. Cada cigarrillo que decidas no fumar ayudará a la salud de tu bebé.

Mucho del daño causado por fumar puede ser revertido ya que el cuerpo es un organismo vivo con capacidad de regenerse y curarse a si mismo.

Las mujeres que han dejado de fumar a la mitad del embarazo, dan a luz a bebés con el mismo porcentaje de peso que las mujeres que no fumaron durante el embarazo.

Puedes sentirte tetada a solo reducir el número de cigarrillos que fumas diariamente, sin embargo muchos fumadores presentan inhalaciones más profundas cuando fuman menos. De tal forma, aunque el número de cigarrillos disminuye, la inhalación de sustancias dañinas no pues los residuos se concentran en la colilla del cigarrillo.

Otros estudios muestran que incluso el tabaquismo moderado es dañino para el feto, por lo que dejar este hábito, es lo más importante que puedes hacer para mejorar tu salud y la de tu bebé.

¿Cómo puedo dejar de fumar?
Puedes obtener ayuda por parte de tu ginecólogo.

La terapia de remplazo nicotínico no debiera usarse en mujeres embarazadas. Pero para mujeres con fuerte adicción al cigarrillo y alto índice tabáquico que no pueden dejar de fumar tan solo con fuerza de voluntad, esta terapia suministrará menor cantidad de nicotina y sin los otros tóxicos del cigarrillo.

Solo deberás usar esta terapia de reemplazo nicotínico después de discutir los riesgos y beneficios con tu médico tratante.


Referencias bibliográficas:

  • University of York NHS Centre for Reviews and Dissemination, Effectiveness Matters, (1998), Vol 3, Issue 1
  • Department of Health. Smoking Kills - A White Paper on Tobacco. London, 1998
  • Waiting time to pregnancy: results from a follow-up and a retrospective study. Copenhagen University, 1997.
  • Vine NF. Cigarette smoking and sperm density: a meta-analysis. Fertil Steril 1994; 61: 35-43.
Dra. María Esther Zurita
Ced. Profesional 6115704

Sitio Administrado y Desarrollado por Universo Médico --- Todos los Derechos Reservados 2001-2015
Contacto oficinas en México