Depresión post parto

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Por: Lic. en Psicología Daniela Ocaranza Abascal
Oprima AQUÍ para ver información del autor

La depresión post parto no es simplemente sentirse triste después de que nace un bebé, es un estado mucho grave, por lo que es importante detectarlo para buscar ayuda y de esta manera lograr una mejora.

Cuando un bebé no es deseado o planeado y llega a una familia en la que no se le quiere es común que la mamá no se sienta feliz de recibir a su hijo, pero el problema llega cuando el nuevo integrante de la familia fue deseado, se buscó y la familia está entusiasmada de tenerlo y aún así la nueva mamá se siente triste e incapaz de disfrutar su estado, más allá del miedo, no logra sentirse feliz por la llegada de el ser que espero con ansias 9 meses (probablemente mas).

La explicación de este tipo de depresión ha sido buscada en el cambio hormonal que sufren las mujeres, el cual sí produce cambios en el estado de ánimo, pero son esperados y superados con el apoyo y ayuda de la familia, hay llantos e hipersensibilidad que con el tiempo puede llegar a mejorar sin necesidad de tratamiento y en un corto periodo, pero este cambio hormonal todavía no explica de manera formal el padecimiento, la explicación se encuentra en diversos factores personales, físicos y situacionales.

Existen factores de riesgo que pueden predisponer a esta patología, como lo son: ser muy joven, no haber planeado el bebé, tener antecedentes de depresión, que la historia familiar presente casos de depresión o ansiedad, el consumo de alcohol o de drogas, eventos estresantes durante el embarazo y la falta de apoyo de una pareja.

Si lo que se sufre es depresión post parto se presentará un episodio depresivo mayor, con inicio en las primeras cuatro semanas después del parto, su duración es variable, pero deben presentarse los síntomas durante dos semanas mínimo.

Es necesaria la presencia de cinco o más de los siguientes síntomas:

  1. Estado de ánimo triste la mayor parte del día, casi todos los días
  2. Perdida de interés o de capacidad de sentir placer, tanto por el nuevo bebé como por el médico en general.
  3. Cambio importante en el peso.
  4. Pérdida o aumento en el apetito casi cada día.
  5. Trastornos en el sueño casi todos los días, duerme mucho o no puede dormir.
  6. Agitación o lentitud en los movimientos, esto debe ser observable por los demás, no solo la sensación.
  7. Fatiga, perdida de energía
  8. Sentimiento de inutilidad o culpa exagerados.
  9. Disminución de la capacidad para concentrarse
  10. Pensamientos recurrentes de muerte.

Estos síntomas deben provocar malestar significativo o deterioro en algún área de actividad, no son explicados por drogas o medicamentos, ni por enfermedad médica y la causa no es un duelo.

Si la nueva mamá detecta estos signos en su persona o algún familiar lo hace es importante buscar ayuda de tipo psicológica y psiquiátrica, el tratamiento consistirá en suministrar medicamentos, los cuales serán elegidos para no hacer daño al bebé en la lactancia, una psicoterapia individual y si se desea en adición se puede acudir a grupos de apoyo en los cuales pueda hablar lo que le está sucediendo y de esta manera sentirse menos culpable.

El pronóstico si se recibe la ayuda adecuada es positivo, la madre logrará disfrutar a su bebé y superar la depresión

Bibliografía:

  • DSM IV-TR/6- trastornos del estado de ánimo (clasificación de enfermedades mentales de la American Psychiatric Association)
  • Wisner KL, Sit DKY, Reynolds SK, et al. Psychiatric disorders. En: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds. Obstetrics - Normal and Problem Pregnancies. ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2007.

Sitio Administrado y Desarrollado por Universo Médico --- Todos los Derechos Reservados 2001-2015
Contacto oficinas en México