Enfermedad Pélvica Inflamatoria / EPI

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Las Infecciones vaginales pueden complicarse presentando una enfermedad pélvica inflamatoria.

Igualmente otros procesos pueden tener este riesgo, como es el parto o procesos quirúrgicos. Puede tener complicaciones graves, por lo que es importante conocerla y prevenirla.

Otros nombres de la Enfermedad Pélvica Inflamatoria:
Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI); Enfermedad inflamatoria pélvica, Infección genital femenina,

Variantes: Ooforitis, Salpingitis, Salpingo-ooforitis, Salpingo-peritonitis.

¿Qué es la Enfermedad Pélvica Inflamatoria?:
Es un término general para referirse a la inflamación que se da en varias estructuras del aparato genital femenino. Puede incluir el útero o matriz, las trompas de Falopio y otros órganos genitales internos de la mujer.

Es una complicación frecuente y grave de algunas infecciones vaginales y enfermedades de transmisión sexual.

¿Cómo se transmite la Enfermedad Pélvica Inflamatoria?:
Cuando existe una infección vaginal o cervico-vaginal, los microorganismos que infectan se pueden pasar hacia los órganos reproductores internos, introduciéndose al útero, pudiendo llegar a las trompas y acceder a ovarios, pelvis, inflamando cada una de estas estructuras, hasta poder llegar a afectar a toda la cavidad pélvica e incluso pudiendo extenderse a la totalidad del abdomen.

La mayoría de casos están asociados a infecciones como la gonorrea y clamidiasis.

Las mujeres que han presentado una EPI anterior, tienen mayor riesgo de que vuelva a ocurrir al contraer otra infección vaginal.

¿Qué tan común es la Enfermedad Pélvica Inflamatoria?:
En 1995 se calcularon más de 333 millones de casos en mujeres entre los 15 y 49 años de edad, en su mayoría ocasionados por gonorrea, clamidia, tricomonas y sífilis.

enfermedadpelvicainflamatoria1

Las adolescentes tienen hasta 3 veces mayor riesgo de padecer una EPI que el resto de grupos de edad. En Estados Unidos más de 1 millón de mujeres ha sufrido alguna vez una EPI aguda. En México 120 a 180 de cada 10 mil mujeres atendidas en ginecología cursan con un cuadro de EPI. En EEUU más de 100 mil mujeres resultan infértiles por año a consecuencia de una EPI.

¿Cuáles son los síntomas de la Enfermedad Pélvica Inflamatoria?:
Los síntomas son variables en cada caso, según el avance y la gravedad de la infección. Los síntomas iniciales más comunes pueden ser fiebre, dolor o sensibilidad en la pelvis, que puede irradiarse a abdomen bajo y espalda baja, y secreción vaginal de color o consistencia anormales.

El dolor inicia por lo general a los 7 días después de la menstruación, acompañados por secreción vaginal anormal y molestias al orinar.

Los síntomas en algunas mujeres pueden ser muy leves o pasar sin ser detectados en etapas tempranas de la enfermedad, mientras que sus órganos genitales continúan siendo afectados. Puede existir dolor en las relaciones sexuales, menstruaciones irregulares grados variables de dolor en la parte baja del abdomen.

¿Cómo se diagnostica la Enfermedad Pélvica Inflamatoria?:
La historia clínica y exploración inicial orientarán al médico a profundizar en la exploración de la pelvis. En caso de sospechar de una EPI, su médico ordenará adicionalmente exámenes de laboratorio para valorar datos de respuesta a la infección en la sangre. Además se valorará el análisis de la secreción vaginal y su cultivo en busca de infecciones comunes de esta enfermedad como son gonorrea o clamidia. Se solicitarán además pruebas de imagen de pelvis y en algunos casos también del abdomen.

Su médico puede solicitarle una prueba de embarazo en sangre.

¿Cuál es el tratamiento para la Enfermedad Pélvica Inflamatoria?:
El tratamiento de la EPI tiene como objetivo combatir la infección genital, evitar las complicaciones y prevenir los daños a la reproducción de la mujer. Mientras más pronto se inicie el tratamiento, menor será el riesgo de presentar complicaciones.

El tratamiento constará de por lo menos dos antibióticos de amplio espectro, que serán administrados simultáneamente. Generalmente se manejan regimenes ya establecidos por lineamientos internacionales, pero que son adaptados a cada caso en particular. Según la gravedad del caso y las condiciones de cada paciente, se podrán manejar los medicamentos por vía oral o intramuscular.

En casos que requieran hospitalización, se manejarán medicamentos por vía intravenosa.

Algunos datos que indican necesidad de hospitalización son:

  • Diagnóstico incierto
  • Embarazo con datos de EPI
  • Sospecha de abscesos
  • Adolescentes con EPI
  • Urgencia quirúrgica (apendicitis, embarazos ectópicos, etc.)
  • Datos de enfermedad severa
  • Náuseas, vómitos, fiebre alta
  • Dificultad para manejo del tratamiento en casa.
Los compañeros sexuales de la paciente recibirán tratamiento específico aunque no presenten síntomas. Idealmente, deberán acudir también a consulta para una historia y exploración médica y toma de muestras para laboratorio.

Algunos casos requerirán de manejo en cirugía, cuando la respuesta a antibióticos no sea la deseada, existan abscesos o embarazos ectópicos.

¿Cómo se puede prevenir la Enfermedad Pélvica Inflamatoria?:
La detección temprana de infecciones vaginales puede prevenir su avance hacia una EPI. Las mujeres que reciben manejo con anticonceptivos orales tienen menor riesgo de sufrir una EPI, así como las mujeres que practican sexo seguro con uso adecuado de condón.

La principal prevención es la de las enfermedades de transmisión sexual y, de contraer una, el acudir a tratamiento de forma oportuna.

Es recomendable que todas las mujeres con vida sexual activa menores de 25 años, las mujeres con más de una pareja sexual, y todas las mujeres embarazadas se realicen pruebas anuales para la detección de clamidia.

¿La Enfermedad Pélvica Inflamatoria se cura totalmente?:
La EPI se puede curar con el tratamiento antibiótico, sin embargo, éste tratamiento no corrige los daños que ya hayan sido provocados a los órganos genitales internos.

¿Cuáles son las conplicaciones de la Enfermedad Pélvica Inflamatoria si no es tratada?:
La EPI puede llevar a varias complicaciones cuando no ha sido tratada de forma oportuna, ya que causa daño permanente a los órganos genitales femeninos internos. Uno de los principales es la infertilidad, por el bloqueo de las trompas de Falopio por tejido cicatricial. Una de cada 10 mujeres con EPI resulta infértil, y el presentar múltiples cuadros de EPI aumenta la posibilidad de infertilidad.

Existe también el riesgo de presentar embarazos ectópicos, que se dan cuando el óvulo fecundado se implanta en regiones fuera del útero, como son las trompas de Falopio comúnmente. Esto resulta en un embarazo no viable, y que pone en peligro la vida de la madre.

Otras complicaciones son: adherencias internas, dolor crónico, embolias pulmonares, obstrucción intestinal, abscesos, peritonitis, artritis.

¿Qué médicos pueden atender la Enfermedad Pélvica Inflamatoria?:
La enfermedad pélvica inflamatoria es manejada por un ginecólogo especialista. Algunos de los casos pueden requerir el apoyo de un cirujano general, cuando las complicaciones se extienden hacia el abdomen.

ayuda-medica

enfermedadpelvicainflamatoria2CONCLUSIÓN:
La enfermedad pélvica inflamatoria es una complicación que pone en riesgo la vida de la mujer. Si no es manejada a tiempo, puede llevar a complicaciones serias como infertilidad y embarazos ectópicos. La mejor prevención es el manejo oportuno de infecciones vaginales y de enfermedades de transmisión sexual.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

  • Ginecología. Dr. Luis Armando González Gutiérrez. Universidad de Guadalajara. Ed. 2005. pp: 108-109
  • Enfermedad Pélvica Inflamatoria. National Library of Medicine. http://www.nlm.nih.gov/
  • Enfermedad Pélvica Inflamatoria. Centros para el control y prevención de enfermedades. http://www.cdc.gov/
Artículo propiedad de Universo Médico
Escrito por el Dr. José de Jesús Pérez Verano
Médico Cirujano y Partero Cédula Profesional 105076
Colaborador Médico Universo Médico www.universomedico.com.mx

Sitio Administrado y Desarrollado por Universo Médico --- Todos los Derechos Reservados 2001-2015
Contacto oficinas en México