La alimentación también cuida tu piel

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
 
 
Por. Lic. Nut. Guadalupe Herrera Estrada

Existen diferentes alternativas para mantener una piel sana y joven, una de ellas es una alimentación saludable,  los nutrimentos que esta te proporciona, se reflejan  en la calidad de tu piel.

Una investigación realizada, en el laboratorio de Biología Molecular de la Universidad de Dusseldorf, sugiere que  el hábito de una  alimentación saludable  con un suficiente aporte de vitaminas, entre ellas los carotenoides (frutas y verduras rojas y amarillas son una buena fuente) tocofenoles (aguacate, nueces, almendras) vitamina C,  flavonoides (soya) ácidos grasos poliinsaturados (pescados de agua fría)  en conjunto, brindan una mayor protección  contra los agresores del medio ambiente, como son la contaminación, los radicales libres y el envejecimiento prematuro.

De tal manera, un consumo adecuado de cítricos, uvas, duraznos, melocotones, ciruelas, chabacanos, frutos secos, arándanos, zanahoria, pimientos, en conjunto fortalecen el sistema inmunológico y contrarrestan los radicales libres producidos por el estrés, disminuyendo así los procesos del envejecimiento.

El proceso del envejecimiento  es algo natural, no hay forma de revertir el tiempo, pero mejorando la calidad de vida, los procesos del envejecimiento no serán tan severos, en especial en la piel,  pues en la actualidad se sabe que detrás de una piel sana, existe una adecuado alimentación, rica en antioxidantes.

Frutas y verduras de temporada por su elevado contenido de  agua, fibra, vitaminas y otros nutrimentos  los convierte en los alimentos más adecuados para el verano. Durante estos meses, el  organismo agradece  comidas ligeras y refrescantes, las frutas y verduras de temporada, son una excelente fuente  de agua, fibra, antioxidantes  y  demás nutrimentos  esenciales, brindan  saciedad  y contribuyen a mantener  la piel hidratada.

A medida que se acerca el verano, deben  aumentarse  los cuidados que requiere la  piel, debido  que los rayos solares son los mayores agresores  y el principal factor de su envejecimiento. Una alimentación equilibrada y una buena hidratación la protegen.

Es necesario controlar o eliminar en la medida que sea posible,  factores como el  estrés, el sol, la deshidratación, cremas inadecuadas, tabaquismo, insomnio, sedentarismo, pues esto en conjunto acelera el proceso del envejecimiento.  Recuerda detrás de una piel sana, se encuentra una alimentación ordenada y rica y saludable.

Cuando  se terminan las vacaciones, nuevamente regresamos   a  un ritmo de vida acelerado, no es raro que después de tantos días de descanso, al comenzar  tu rutina te sientas  cansado, desganado, y con síntomas parecidos a un resfriado, pues los primeros días el regreso al trabajo conlleva un desgaste físico y mental, la  mejor solución es favorecer un adecuado estado de salud  y Nutrición todos los días,  pues a través  de Una Alimentación Saludable y la práctica de actividad física,  favorecerás  una piel sana, suficiente energía todos los días, una mejor concentración y aprendizaje, buen ánimo y un peso adecuado.  Estos hábitos son la mejor inversión,  de esta manera disfrutarás tus actividades, disminuyes el envejecimiento  y lograrás un mejor desempeño en tu trabajo todos los días.

Fuente: www.consumer.es www.eatright.org  American Dietetic Association

Sitio Administrado y Desarrollado por Universo Médico --- Todos los Derechos Reservados 2001-2015
Contacto oficinas en México