Otitis Externa

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
¿Sale de vacaciones a la Playa?
El oído externo, es una estructura que nos sirve para captar los sonidos y enviarlos al Oído Medio.

El aparato auditivo se inicia con el Oído externo que está constituido por la Oreja y el Conducto Auditivo Externo, conducto que mide de 2 a 2.5 cms. de longitud y termina en su parte profunda en una pared formada por una membrana muy delgada llamada membrana timpánica que lo separa de una cavidad con estructuras óseas llamado oído medio.

El conducto auditivo externo está recubierto por piel fina, sobretodo en su parte más interna. Está dotada de glándulas sebáceas (que producen grasa) y glándulas Apócrinas, que son las encargadas de producir cerúmen ( cerilla) ; también está provista de pelo al inicio del conducto.

El conducto auditivo externo conduce el sonido y protege a la membrana timpánica de posibles lesiones . La piel tiene ph ácido ayudando así a protegerse de infecciones.

En la mayoría de las personas el conducto auditivo se limpia por sí solo expulsando el cerumen endurecido, sin embargo el hecho de tener conductos estrechos y/o tortuosos o bien porque la piel produzca cerumen en exceso y sea grasosa, puede ser motivo de acumulación de cerilla y obstrucción que requiere la atención de un especialista.

La piel está expuesta a infecciones cuando de alguna manera se altera la fina película protectora de cerumen. Rascarse el oído con objetos duros o con cotonetes puede, aparte de quitarle a la piel de su capa protectora, causar escoriaciones que inducen a infección por penetración de gérmenes, ya sea hongos o bacterias.

Frecuentemente el tratar de limpiar esos oídos produce un efecto opuesto pues en lugar de extraer el cerumen es empujado contra la membrana timpánica lo que dificulta su función vibratoria y transmisión del sonido hacia los órganos internos dando como resultado disminución de la audición.

El especialista trata con cierta frecuencia rupturas de la membrana timpánica producidas por esos objetos que se introducen al oído.

Los síntomas de una infección son: comezón, dolor, a veces muy intenso, inflamación que puede extenderse a la oreja, supuración, fiebre con infamación de los ganglios abajo y atrás de la oreja y disminución auditiva.

La persona que tiene infecciones repetitivas tiene necesidad de rascarse los oídos continuamente, pues la inflamación crónica de la piel ocasiona pérdida de las glándulas ceruminosas dando como resultado engrosamiento y sequedad de la piel con descamación y se vuelve un círculo vicioso: hay comezón y rascado por alteración dérmica y hay alteración dérmica que no mejora ocasionada por rascado. Aquí se hace necesario un tratamiento adecuado.

Estas infecciones pueden resultar muy graves en personas diabéticas o en quienes tienen deprimido el sistema inmunológico ( tales como personas en tratamiento para cáncer con quimioterápicos , enfermedades debilitantes y VIH entre otros).

Evite infecciones no introduciendo objetos a los oídos, solamente use agua y jabón para su aseo. Si el agua que entra al conducto no escurre fácilmente al exterior y se queda estancada, es indicativo de presencia de cerumen acumulado.

La permanencia de esta humedad sobretodo si es agua salada de mar, asociada a exceso de sol, es probable que cause maceración de la piel e infección.

Es recomendable visitar al otorrinolarigólogo quien cuenta con el instrumental y equipo adecuados para extraer el cerumen y tratar la infección en su caso.

Si usted siente estancamiento de agua en sus oídos después del baño y contempla salir de vacaciones a la playa ,le recomiendo ver a su especialista antes del viaje y así evitar una posible otitis externa que le fastidie sus días de descanso.

Bibliografía:
Byron and Bailey: Head & Neck surgery-Otolaryngology 220-238, 1993
Strome. Diferential Diagnosis in Ped. Otolaryngology, 1998
The Otolaryngologic Clinics of North America .. Otolaryngologic nad Head & Neck emergencies. May 1997

Sitio Administrado y Desarrollado por Universo Médico --- Todos los Derechos Reservados 2001-2015
Contacto oficinas en México