El Resfriado… ¿Realmente es una enfermedad benigna?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
 
 
Por: Dra. Guadalupe Espitia Hernández

Contrario a la creencia popular “la gripe” o resfriado, es una enfermedad viral respiratoria compleja que afecta prácticamente a personas de todas las edades en los cinco continentes.

Es un síndrome que se caracteriza, por estornudos, escurrimiento nasal, tos, dolor de cabeza (cefalea), enrojecimiento de ojos, malestar general, sensación de cuerpo cortado, disminución de la actividad física y mental, fiebre y en casos graves datos de insuficiencia respiratoria y neumonía. Estos síntomas suelen ser más graves en aquellas personas que tienen daño pulmonar previo, como en el caso quien fuma o esta expuesto a altos niveles de contaminantes ambientales, padece ASMA, EPOC o alguna otra enfermedad pulmonar crónica y, puede ser mortal en aquellos en los que el paciente además, tiene algún factor de inmunosupresión (por ejemplo pacientes con cáncer, diabetes, VIH/SIDA, leucemia, insuficiencia renal, desnutrición o se encuentran en tratamiento por haber recibido un órgano trasplantado).

En la actualidad se han identificado numerosos virus respiratorios capaces de producir el síndrome gripal, los de mayor importancia dado el daño que producen en el epitelio respiratorio y provocan afección sistémica son:
  • Virus de la influenza A y B
  • Rinovirus
  • Virus Sincitial Respiratorio
  • Parainfluenza virus
  • Los estreptocos hemolíticos
Estos últimos son bacterias (cocos gram positivos) que comparten hialuronidasas y neuroaminidasas similares a los virus de la influenza, viven en simbiosis con ellos y habitualmente después de iniciada la infección viral se agrega la producida por bacterias.

Existe una variedad de estreptococos denominados beta-hemolíticos que suelen ser de difícil erradicación y que tienen predilección por dañar además del tracto respiratorio, las válvulas del corazón, las articulaciones y en casos particulares el riñón, es decir, son las responsables de la conocida y temida “Fiebre reumática”.

Los coronavirus causantes del SARS y la gripe aviar o asiática, son los ejemplos de las formas letales del resfriado. Los virus causales del resfriado común mutan en cada generación por ello únicamente se guarda memoria inmunológica para un tipo específico lo que nos hace blanco constante a los ataques virales de las nuevas cepas.

Las infecciones virales respiratorias suelen presentarse durante el final del otoño e inicio de invierno, y algunas especies suelen manifestarse durante la primavera, se asocian principalmente con síntomas de conjuntivitis, rinitis, sinusitis y bronquitis, SON ALTAMENTE CONTAGIOSAS YA QUE LA INFECCION PUEDE ADQUIRISE POR CONTACTO DIRECTO O AEREO (es decir respirar el aire contaminado con partículas de saliva de pacientes enfermos o manipular secreciones y objetos contaminados como tasas, vasos, cucharas que se compartan y no hayan sido lavados previo a un nuevo uso) el promedio de duración de la enfermedad es de 16 días, el 19% de los casos requiere reposo en cama, el 26% detiene sus actividades diarias, el 66% presenta complicaciones que requieren de atención medica especializada, y solamente el 44% de la población afectada solicita atención medica en etapas iniciales.

En los Estados Unidos de Norteamérica se estima que 500,000 casos requieren hospitalización anualmente generando un gasto de 1.6 billones de dólares, con una perdida promedio de 6 días laborales/hombre y un déficit promedio de 6000 USD por perdidas relacionadas al ausentismo laboral y baja de productividad por paciente por día.

Todos estos gastos serían innecesarios si adquirimos la cultura de la prevención y de la atención temprana y aprendemos a controlar las epidemias, en México se desconoce el número exacto de casos anuales ya que la mayoría de la población tiende a la automedicación, al uso de remedios caseros o medicina alternativa, herbolaria y lo más grave a la tolerancia de la infección agotando sus reservas inmunológicas facilitando el daño permanente del epitelio bronquial y estableciendo una respuesta inflamatoria permanente lo que cada vez lo hace mas susceptible de infecciones y colonizaciones por otros patógenos abriendo la puerta a otros padecimientos graves (ejemplo de ello es la asociación de linfoma con el herpes virus tipo 8, y los reportes de investigaciones recientes de la participación viral en la génesis del cáncer pulmonar).

Únicamente el médico, y en algunos casos el médico especializado puede determinar en base a las características propias de presentación de cada virus y de los hallazgos clínicos de la exploración en el contexto epidemiológico adecuado (en casos agudos extremos también es necesaria la identificación del RNA viral o su aislamiento por cultivo) cual es el virus en cuestión causante del síndrome, ya que el tratamiento específico difiere según el caso y si existe o no sobreinfecciones.

Los antigripales comunes suelen tener solo efecto sintomático ( es decir no impiden la replicación viral en el epitelio respiratorio, para ello es necesario evaluar el uso de antivirales específicos y no acortan el tiempo de la enfermedad), están contraindicados y solo pueden ser prescritos por especialistas en pacientes con trastornos neurológicos (como la epilepsia) o psiquiátricos que tomen medicamentos depresores del sistema nervioso central de uso común en estos padecimientos, y su uso debe ser vigilado por el médico en pacientes con problemas renales, cardiovasculares principalmente la hipertensión arterial o pulmonar, o pacientes con trastornos de la coagulación, los antihistamínicos (componente principal de los antigripales comunes) tienen reacciones medicamentosas indeseables al ser ingeridos con alcohol, y algunos alimentos como el café, el chocolate, el huevo, los pescados y mariscos; sin embargo, continúan siendo de primera línea en el tratamiento y el complemento al mismo debe ser establecido por el medico.

Se ha demostrado que la vacunación anual elimina el 98% de la recurrencia de infecciones ya que su elaboración en base a las cepas esperadas para ese año, disminuye la morbilidad y la mortalidad en poblaciones susceptibles y disminuye el número de días laborales perdidos. Son pocas las contraindicaciones para su uso siendo la principal la alergia al huevo y el haber tenido resfriado 3 semanas previas o presentar síntomas que sugieran la enfermedad; las vacunas son accesibles, se aplican en como dosis únicas preferentemente en el músculo deltoides del brazo y se deben aplicar en los meses de octubre y noviembre. Se debe saber que en algunos casos se establece una respuesta antigénica eficaz que simula un cuadro gripal leve de 1 o 2 días de duración.

Si no has sido vacunado debes conocer y poner en práctica las medidas universales de protección respiratoria que son:
  1. Evitar contacto con personas enfermas
  2. Aumentar la ingesta de cítricos naturales los meses de invierno
  3. Tener una alimentación balanceada
  4. Practicar ejercicio en ambientes libres de contaminantes
  5. Dar mantenimiento periódico con cambios de filtros a los sistemas de aires acondicionados y el uso de mascarillas en los trabajos y áreas de riesgo
  6. Evitar el consumo de tabaco.
Si ya estas enfermo, evita acudir a lugares públicos concurridos, mantente hidratado, evita corrientes de aire y cambios bruscos de temperatura, no fumes, usa pañuelos desechables colócalos en un recipiente e incinéralos o utiliza bolsas de control biológico (rojas etiquetadas para ese uso) y deséchalas adecuadamente, sanitiza o lava con cloro tus utensilios y cubiertos puedes usar 1 cucharada cafetera por 2 litros de agua para sumergir los utensilios por 10 minutos y después lavar con agua y jabón como habitualmente lo haces; lo más importante CONSULTA A TU MEDICO, el tendrá la mejor opción terapéutica para ti.

Dra. Guadalupe Espitia Hernández
Especialista en Neumología
Hospital Ángeles Clínica Londres, Durango 64 Esq. con Mérida, 1º piso, consultorio 106, Col Roma,
Delg. Cuauhtémoc, D.F.
breatheslifeinfo@gmail.com
Tel. 1450 24 90, 3096 4905

Sitio Administrado y Desarrollado por Universo Médico --- Todos los Derechos Reservados 2001-2015
Contacto oficinas en México