Influenza Porcina

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Ante la actual situación es mejor estar bien informados y realizar las medidas adecuadas para prevenir la enfermedad.

¿Qué es?
La influenza porcina (gripe porcina) es una enfermedad respiratoria de los cerdos, causada por la influenza tipo A, que provoca con frecuencia brotes de influenza entre estos animales. Los virus de la influenza porcina suelen no infectar a los seres humanos, sin embargo, se pueden presentar infecciones por estos virus en las personas. Antes de este reciente brote de influenza porcina, la mayoría de las personas que se enfermaban con este virus generalmente habían tenido contacto cercano con los cerdos.

En la actualidad, el virus de la influenza porcina se está transmitiendo de persona a persona. En este momento, no se sabe con qué facilidad se transmite este virus.

Síntomas:
Los síntomas de la influenza porcina son parecidos a los síntomas de la influenza o gripe estacional. Entre ellos se incluyen fiebre, tos, dolor de cabeza, dolor del cuerpo, escalofríos y cansancio. Algunas personas también pueden tener diarrea y vómito. Desde años anteriores, algunas personas con la influenza porcina sufrían enfermedades graves (neumonía e insuficiencia respiratoria) o morían. Tal como ocurre con la influencia estacional, la influenza porcina también puede empeorar afecciones médicas ya existentes.

Una pandemia es el brote de una enfermedad que se extiende a nivel mundial. Una pandemia de gripe ocurre cuando surge un nuevo virus de influenza para el cual los seres humanos presentan inmunidad escasa o nula, y para el cual no existen vacunas. La enfermedad se disemina con facilidad entre las personas, causa enfermedades graves, y puede extenderse por todo el país y el mundo en muy poco tiempo.

Es difícil predecir cuando se desatará la próxima pandemia de influenza o cuán grave puede llegar a ser. Las personas de todo el mundo se encuentran en riesgo, sin importar el lugar o el momento en que se desate la pandemia. Los países pueden, a través de medidas como cierre de fronteras y restricciones de viajes, demorar la llegada del virus, pero no lo podrán detener.

Período de contagio:
Las personas infectadas por el virus de la influenza porcina pueden transmitir la enfermedad mientras tengan los síntomas (fiebre, tos, dolor de garganta, dolores en el cuerpo, dolor de cabeza, escalofríos y cansancio, y en algunos casos diarrea y vómito) y posiblemente hasta siete días después del inicio de la enfermedad. Los niños, especialmente los más pequeños, podrían ser contagiosos durante periodos más largos.

Tratamiento:
Los CDC (Centers for disease control and prevention) de los Estados Unidos recomiendan dos medicamentos antivirales que se expiden con receta médica para tratar o prevenir la influenza porcina.

Estos medicamentos bien recetados combaten la influenza porcina al evitar que los virus de esta enfermedad se reproduzcan en el cuerpo. La duración del medicamento antiviral es de 7 días después de la última exposición conocida a un caso confirmado de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1). Si usted se enferma, estos medicamentos pueden hacer que su enfermedad sea más leve y que usted se sienta mejor en forma más rápida. También pueden ayudar a prevenir que ocurran graves problemas de salud. En relación con el tratamiento, los medicamentos son más eficaces si se inician dentro de los 2 días siguientes a la aparición de la enfermedad.

En mujeres embarazadas:
Los medicamentos útiles para la influenza se consideran “medicamentos de categoría C” cuando son utilizados durante el embarazo, lo que significa que no se han realizado estudios clínicos para evaluar su inocuidad en mujeres embarazadas. Debido a que se desconocen los efectos de los medicamentos antivirales para la influenza en las mujeres embarazadas y sus fetos, estos medicamentos, deben usarse durante el embarazo solamente si los beneficios potenciales justifican el riesgo para el embrión o feto.

PRINCIPALES MEDIDAS PARA EVITAR EL CONTAGIO DEL VIRUS DE LA INFLUENZA.
Antes que nada conservar la calma, teniendo ciertas precauciones no va a pasar de una alarma de salud y nada más.
  1. Aún cuando les llegara a dar la enfermedad, ésta no es mortal, solo hay que tener los cuidados necesarios y recibir tratamiento cuando esto sea adecuado.
  2. NO TODAS LAS GRIPAS son influenza y mucho menos porcina, NO sature los sistemas de salud.
  3. Vea las noticias, entérese de las medidas y de cómo va la evolución de la enfermedad a nivel nacional.
  4. NO EXISTE vacuna específica para este virus, la vacuna de la influenza se les está aplicando a población en riesgo por si sirviera de algo.
  5. La influenza porcina no se encuentra en los alimentos. Usted no puede contraer la influenza porcina por comer carne de cerdo o sus productos derivados. No hay riesgos si se come carne de cerdo o derivados que han sido manipulados y cocinados de manera adecuada.

MEDIDAS:

  1. Aumentar la ingesta de líquidos y de cítricos o suplementos de vitamina C.
  2. Aliméntese bien y no deje de hacer su ejercicio habitual (en espacios privados, no en gimnasios ni lugares de alta concurrencia).
  3. No acudir a lugares concurridos.
  4. No saludar de beso y MUCHO MENOS de mano.
  5. Cuando tosa o estornude, taparse la boca de preferencia con un pañuelo, pero si lo hace con la mano, lavarlas de inmediato.
  6. Uso de cubrebocas.
  7. Lavado de manos frecuente con agua y jabón: exagere, cada vez que pueda lávelas, sobretodo si se encuentra en lugares públicos. Los desinfectantes para manos a base de alcohol también son eficaces.
  8. NO TOCARSE la cara: no “picarse la nariz”, no tallarse los ojos, no tocarse la boca.
  9. No lleve a sus hijos a lugares concurridos como parques, cines, centros comerciales, guarderías, etc.
  10. No coma en lugares públicos, sobretodo muy llenos de gente.
  11. Ventilar las habitaciones y oficinas.
  12. Dejar entrar el sol cuando sea posible.
  13. Extremar limpieza de objetos de uso común (computadoras, engrapadoras, impresoras, etc).
  14. No se deben suministrar productos que contengan ácido acetil salicílico a ningún caso presunto o confirmado de infección por el virus de la influenza porcina tipo A (H1N1) que tenga 18 años o menos de edad debido al riesgo de sufrir el síndrome de Reye. Para aliviar la fiebre, se recomienda el uso de otros medicamentos antipiréticos como el acetaminofeno  o medicamentos antiinflamatorios no esteroides.
  15. Si está enfermo, se debe quedar en casa y evitar el contacto con otras personas tanto como sea posible para evitar propagar su enfermedad a otros.
Si se enferma y presenta alguno de los siguientes signos de advertencia, busque atención médica de inmediato.

En los niños,  los principales signos de emergencia que requieren atención médica inmediata son:
Respiración agitada o dificultad para respirar.
  • Color azulado en la piel.
  • Que el niño no esté tomando suficientes líquidos.
  • El niño no quiere despertarse ni interactuar con los otros.
  • Que el niño esté tan molesto que no quiera que lo carguen.
  • Los síntomas similares a los de la influenza o gripe mejoran pero luego regresan con fiebre y una tos peor.
  • Fiebre con sarpullido.
En los adultos,  los principales signos de advertencia que requieren atención médica de emergencia son:
  • Dificultad para respirar o se queda sin aliento.
  • Dolor o presión en el pecho o el abdomen.
  • Mareo repentino.
  • Confusión.
  • Vómitos fuertes o constantes.

Pacientes: Si se mantienen informadas, seguimos estas medidas y acudimos con nuestro médico cuando sea pertinente, el período de alerta pasará sin dejar secuelas ni haber afectado a sus familias.

FUENTE: Centers for disease control and prevention y comunicados de la Secretaría de Salud.

Dr. Diego Meraz Ávila.
Ginecología y Obstetricia, Urología Ginecológica en el Hospital Santa Teresa

Licenciado Médico Cirujano Ced. Profesional 3558537
Especialista en Ginecología y Obstetricia Ced. Esp. 4584389

 

Sitio Administrado y Desarrollado por Universo Médico --- Todos los Derechos Reservados 2001-2015
Contacto oficinas en México