Adenoamigdalitis crónica

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

¿Qué son las amígdalas y las adenoides, y cuál es su función?
Son parte del tejido linfoide, es decir intervienen en el sistema de defensa del organismo, producen linfocitos e inmunoglobulinas.

Unas amígdalas y adenoides sanas ofrecen protección en contra de enfermedades, sin embargo si se enferman constantemente no pueden realizar su función.

¿ Cómo se manifiesta la infección de las amígdalas y adenoides?
El niño se enferma de “ anginas “ frecuentemente, presentando fiebre hasta de 38 grados, dolor de garganta, malestar general, no quiere comer, dolor de oídos, supuración de oídos, mal olor de boca, es común que presente ronquido nocturno y que respire con su boca abierta, en ocasiones puede despertar en las noches con sensación de ahogo.

Debido a que el menor no descansa en las noches, muchas veces presentan bajo rendimiento escolar. Pueden existir además alteraciones en el crecimiento y desarrollo del niño, como dientes “chuecos”, mentón retraído, bajo peso y talla.

¿ Cuándo esta indicado operar las anginas?
De acuerdo a la academia Americana de  Otorrinolaringología y Cirugía de cabeza y cuello las indicaciones son las siguientes:
  • Crecimiento de  las amígdalas que produzca obstrucción al paso del aire, problemas para deglutir, problemas al dormir ( despertares con sensación de ahogo) o bien complicaciones cardíacas y pulmonares
  • Absceso periamigdalino
  • Cuadros de amigdalitis que lleven a presentar crisis convulsivas por fiebre
  • Sospecha de tumor maligno y/ o crecimiento de una sola amígdala
  • Tres episodios de amigdalitis en medio año o bien 6 episodios en un año
¿Existe una edad ideal para operarse?
No existe una edad ideal,  pueden operarse muy pequeños si el caso lo amerita, lo importante es realizarla a tiempo y siempre correctamente indicada.

¿En que consiste la cirugía y cuáles métodos existe para realizarla?
Es una cirugía generalmente ambulatoria, bajo anestesia general, donde se van a extirpar las amígdalas y las adenoides, la recuperación puede ir de 10 a 14 días.

Los riesgos de la cirugía son el riesgo de sangrado y el tipo de anestesia. Existen varias técnicas para realizarla, como el uso de coblación, láser argón, bisturí armónico, y la técnica tradicionalmente empleada, el tipo de técnica a utilizar depende de su médico.

¿Si existen riesgos, entonces porque operar?
El problema de la adenoamigdalitis crónica puede llevar a alteraciones en el crecimiento y desarrollo, alteraciones en el crecimiento facial, alteraciones en la audición y si el menor es portador de Estreptococo Beta hemolítico del grupo A puede llevar a desarrollar fiebre reumática; Merece especial mención la relación que guarda el crecimiento de las amígdalas y las adenoides con la apnea obstructiva del sueño, la cual no es una enfermedad privativa del adulto, y que se manifiesta porque el menor deja de respirar al estar dormido (apnea), ocasionando en el mejor de los casos despertares frecuentes durante la noche con sensación de ahogo, la apnea del sueño se ha asociado con un gran número de secuelas como retraso en el crecimiento, problemas pulmonares, problemas cardíacos, y en algunos casos el síndrome de muerte súbita en el infante.


Bibliografía
http://emedicine.medscape.com/article/872119-overview
http://emedicine.medscape.com/article/871977-overview
http://www.medscape.com/viewarticle/447824
http://www.medscape.com/viewarticle/703655

 

Dra. Eva María Herrera Baltazar
Otorrinolaringóloga en el Hospital Dalinde
Si desea ver más información sobre la autora OPRIMA AQUÍ

Sitio Administrado y Desarrollado por Universo Médico --- Todos los Derechos Reservados 2001-2015
Contacto oficinas en México