Fisiología Nasal

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

(Funciones de la Naríz)

 

Cada 24 horas las fosas nasales filtran aproximadamente diez mil litros de aire durante su función respiratoria, atrapando durante este tiempo miles de partículas dañinas al organismo y que se encuentran suspendidas en el aire, tales como bacterias, virus, polen, polvo, hongos, humo y partículas de agentes contaminantes esparcidos en el aire.

La naríz sirve también para calentar y humedecer el aire que llegará a los pulmones, la mucosa nasal (revestimiento interno de la naríz),  tiene glándulas que secretan moco y serosidad continuamente, parte del cual se evapora gracias al calor dentro de las cavidades nasales, esta secreción es la encargada de atrapar todas las partículas antes mencionadas.

La mucosa nasal está provista también de cilios; los cilios son “pelitos microscópicos”que están en movimiento constante, barriendo el moco nasal hacia atrás, tal como si fueran escobitas , arrojándolo hacia la garganta de donde es tragado. La deglución del moco generalmente pasa desapercibida y solo nos damos cuenta cuando durante los catarros la cantidad producida de moco aumenta considerablemente y entonces no solo es tragada si no que también sale por las fosas nasales.

También la mucosa nasal produce sustancias protectoras como es la inmunoglobulina IgA que actúa contra la inflamación producida por infección, está presente en el moco estancado en la naríz y los senos paranasales (que son parte de este sistema de las vías respiratorias superiores)durante el cuadro infeccioso.

Otra función muy importante de la naríz  para el bienestar del organismo, es un reflejo nervioso que se produce al estimularse receptores nerviosos de las fosas nasales por la corriente de aire inspirada. Este estímulo  llega al cerebro de donde se manda una orden a los músculos respiratorios del tórax que al contraerse favorecen la entrada de aire a los pulmones. Este reflejo es involuntario, mantiene un ritmo respiratorio y volúmen de aire pulmonar adecuados para que la sangra se oxigene satisfactoriamente.

Si la función nasal está alterada por bloqueo parcial o total de la naríz, ya sea por deformidad del tabique nasal (generalmente debida a un golpe) o a congestión de la mucosa nasal por alergia o por infección crónica, se perturba grandemente la fisiología o funcionamiento que he mencionado. La persona en general puede estar predispuesta a infecciones frecuentes, no únicamente por lo que ocurre en la naríz si no también porque se vé obligado a respirar por la boca con la consecuente sequedad de garganta , mas notoria al despertar por la mañana.

Al no pasar el aire por la naríz y tener que respirar por la boca, repercute en  respiración pulmonar irregular y más superficial de lo normal, la persona afectada tiene respiraciones profundas o suspiros ocasionales como compensación involuntaria para mejorar la oxigenación del organismo.

La oxigenación deficiente da como resultado cansancio, fatiga, a veces palpitaciones por interferir sobre el sistema circulatorio.

La descarga de moco infectado hacia la garganta en personas que padecen una infección crónica de naríz y sinusitis, frecuentemente lleva a infecciones de garganta y bronquitis.

Por todo lo anterior es importante tener una naríz funcional. Las alteraciones o enfermedades que la afecten deben ser tratadas adecuadamente por el especialista en Oídos Naríz y Garganta quien le aconsejará cual debe ser la conducta a seguir de acuerdo con la alteración encontrada.

Bibliografía:
Byron J. Bailey:  Head & Neck Surgery –Otolaryngology
1993 Volume I: 262-342.

Dr. H. Rolando Del Rosal Sígler, F.A.C.S.
Otorrinolaringólogo
Hospital Angeles del Pedregal
Consultorio 745. Tel. 55685545 – Nextel 10402920
Pagina web :  otorrinolaringologia-cirugiadecuello.com

Sitio Administrado y Desarrollado por Universo Médico --- Todos los Derechos Reservados 2001-2015
Contacto oficinas en México